Libro recomendado 2010

Cruje, de Leonardo David Segado

Cruje, de Leonardo David Segado

Ed. Vitruvio

68 pgs, 10 €

Nacido en Cartagena en 1966, Leonardo David Segado, publica con Cruje su primer libro de poesía, es autor también de la novela, La reputación de poeta, publicada hace más de diez años.

Pocos primeros libros de poesía tienen la intensidad, el brillo y la densidad humana de Cruje, una obra donde se cuestiona el ser humano, encerrado, casi acribillado por una sociedad que parece idiotizada y tremenda en sus decisiones. Poesía escrita desde la certeza del conocimiento pero también desde el brillo más drástico de la soledad y el desasosiego. Un poeta que busca llamar a las cosas por su nombre y no tiene miedo al desencuentro con uno mismo.

Otridades: lámpara de los encuentros, de Rei Berroa

Otridades: lámpara de los encuentros, de Rei Berroa

Ed. Fundación Sinsonte

101 pgs, 14 €

Nacido en Republica Dominicana, en 1949) Rei Berroa es autor de más de veinte obras y uno de los poetas hispanoamericanos de mayor prestigio, es autor de un buen número de artículos literarios y de ensayos sobre poetas como Miguel Hernández. Profesor universitario en la prestigiosa George Mason University de Estados Unidos, su obra poética está siendo cada vez más admirada y leída.

Por eso mismo es una suerte que haya sido editado en nuestro país su última obra, Otridades: lámpara de los encuentros, en una exquisita edición de la Fundación Sinsonte, que ofrece al público español un poeta exuberante e imaginativo, de gran recorrido y exactitud, que recorre las oscuridades de la ciudad y del ser humano como en un tren luminoso.

La inocencia, de Juan Cruz Bordoy

La inocencia, de Juan Cruz Bordoy

Ed. Poesía eres tú

57 pgs, 12 €

 La publicación en 2008 del libro, Espejos de la noche, supuso cierta conmoción en el mundo de la poesía, un niño de ocho años había escrito un libro de poesía maduro, brillante, sutil, y sugerente como muy pocas obras. Juan Cruz Bordoy nació en Buenos Aires en 2000 y estudia en un colegio de su ciudad natal.

 La publicación, ahora, dos años más tarde, de La inocencia, vuelve a demostrar como la poesía es un arte sin barreras, que roza la magia y con una enorme capacidad de sorprender. Juan Cruz Bordoy, que no supera todavía los once años ha escrito un libro valiente y reflexivo, donde no olvida su condición infantil pero hace una poesía llena de imaginación y de una extrañísima y esperanzadora madurez.

Un mundo blanco, de Luis Alberto de Cuenca

Un mundo blanco, de Luis Alberto de Cuenca

Ed. Visor

167 pgs, 20 €

 Nacido en Madrid en 1950, Luis Alberto de Cuenca es uno de los poetas más originales y extensos surgidos en los años setenta. Con una obra poética y ensayística desbordante y un trabajo de investigación que no cesa, es en su poesía donde más brillo y sensualidad tiene su voz.

 Un mundo blanco, resume algunos de sus viejos temas y renueva algunas parcelas poco interpretadas en su anterior poesía como el mundo de los sueños o los sistemas métricos japoneses. Poeta hecho siempre a la ironía, su claridad, su sentido del ritmo y ese mundo tan particular y tan moderno le hacen ser un exponente único de la poesía actual. Valiente siempre y honesto como pocos, es capaz de homenajear a Agustín de Foxá y al mismo tiempo perseguir a una joven motera, y siempre con la misma sutileza y encanto.

Hojas de Madrid con La Galerna, de Blas de Otero

Hojas de Madrid con La Galerna, de Blas de Otero

Ed. Galaxia de Gutenberg

456 pgs, 20 €

Más de treinta años llevábamos algunos queriendo leer el último libro del gran poeta Blas de Otero. Era como una especie de misterio que rondaba la poesía española contemporánea. Algunos de sus poemas habían sido incluidos por el propio Otero en sus antologías y otros los había dado a la imprenta su viuda, Sabina de la Cruz. Pero se nos hacía insuficiente sabiendo que Blas de Otero es un poeta capaz de alcanzar cotas altísimas de literatura.

Y en efecto, Hojas de Madrid con La Galerna es un testimonio poético irremplazable, en sus páginas nos encontramos a un Blas de Otero que evoluciona tristemente hasta el final de sus días y que no olvida, en ningún caso, esa fuerza, ese ímpetu, esa seguridad, esa clarividencia que ya le hizo uno de los mejores poetas del siglo veinte en sus libros anteriores. En este último libro de Blas de Otero hay poemas merecedores de las más altas alabanzas, sonetos como por ejemplo, Caminos, nos hacen recordar porque amamos la poesía y porque, en un poema, en un gran poema, se encierra todo el poder enigmático del universo.

El reino blanco, de Luis Alberto de Cuenca

El reino blanco, de Luis Alberto de Cuenca

Ed. Visor

167 pgs, 20 €

Nacido en Madrid en 1950, Luis Alberto de Cuenca es uno de los poetas más originales y extensos surgidos en los años setenta. Con una obra poética y ensayística desbordante y un trabajo de investigación que no cesa, es en su poesía donde más brillo y sensualidad tiene su voz.

El reino blanco, resume algunos de sus viejos temas y renueva algunas poco interpretadas en su anterior poesía como el mundo de los sueños o los sistemas métricos japoneses. Poeta hecho siempre a la ironía, su claridad, su sentido del ritmo y ese mundo tan particular y tan moderno le hacen ser un exponente único de la poesía actual. Valiente siempre y honesto como pocos, es capaz de homenajear a Agustín de Foxá y al mismo tiempo perseguir a una joven motera, y siempre con la misma sutileza y encanto.

Nombres del árbol, de Antonio Moreno

Nombres del árbol, de Antonio Moreno

Ed. Tusquets

109 pgs, 10 €

En 2007 fue publicado, Intervalo, un precioso volumen que resumía toda la obra publicada de Antonio Moreno (Alicante, 1964). Maravilloso libro que ofreció al público la totalidad de un poeta brillante, lúcido, capaz de enfrentarse a la naturaleza con una sensibilidad y una mirada del todo reveladora. En Intervalo se encuentran, sin duda, algunos de los mejores poemas que, con la luz de la naturaleza siempre cerca, se han escrito en los últimos años.

Se esperaba por tanto este nuevo libro de Antonio Moreno. Nombres del árbol, mantiene esa luz interior de los caminos, de los lugares sagrados, pero quizá hace su acento aún mayor en un claro misticismo que nos recuerda el lugar verdadero del hombre frente a la naturaleza y las cosas que le rodean. Nombres del árbol es otro paso más en un camino forjado por Antonio Moreno, siempre en la humildad de quien siente la poesía como una inmensa llamada interior.

Mientras viva el doliente, de Antonio Daganzo

Mientras viva el doliente, de Antonio Daganzo

Ed. Vitruvio.        

89 pgs, 10 €

Ya en su anterior libro, Que en limpidez se encuentre, Antonio Daganzo (Madrid, 1976) dio muestras de saber construir cuidadosamente su poesía, mimar el ritmo y encontrar esa sombra musical de la que debe nutrirse cada poema. Ahora publica, Mientras viva el doliente, y se acerca a una voz que alcanza madurez y rebusca en las sombras más precipitadas, tenebrosas y fieles de la infancia.

En este tercer libro del autor, la vida y la muerte se contemplan desde la inocencia, son como dos pájaros que se rozan en su vuelo. Hay muestras de una poesía clásica que se crece en el capítulo Perros de arena, compuesto por nueve sonetos, y en todo el libro un lamento original, sincero y elevado. Poesía de hondura, de preguntas y respuestas.

El minuto interior, de Rubén Martín

El minuto interior, de Rubén Martín

Ed. Rialp. Colecc Adonáis, Premio Adonáis 2009

60 pgs. 9, 50 €

Nacido en Albacete en 1980, Rubén Martín ya sorprendió el año pasado con la publicación de su primer libro, Contemplación. Si dicha obra sirvió para crear expectativas y esperanzas en Rubén Martín ahora se han visto corroboradas y ampliadas al leer, El minuto interior. Libro de enorme hondura, sutil como pocos en la trascendencia de la naturaleza, en la visión de la luz que redondea cada pequeña cosa. Cada mundo mínimo que nos envuelve.

Cercano a la poética de Claudio Rodríguez, El minuto interior, es la llamada de la sensibilidad frente al universo natural, el amanecer cotidiano y la llegada de la noche. Canto de la celebración de la vida, del minuto interior que sólo es el minuto feliz de cada uno, el que nos hace reflexionar, pensar y decidir. Magnífico libro y magnífico poeta llamado a llenar páginas de gran poesía.

Intemperie, de Joan Margarit

Intemperie, de Joan Margarit

Ediciones Rilke, 2010

Bilingüe Castellano/Catalán

112 pgs 14€

 Sin duda Joan Margarit  (Barcelona, 1938) es el poeta más celebrado y leído de los últimos años. Arquitecto de profesión, su obra poética se inició a mediados de los setenta y no ha dejado de sumar libros siempre sugerentes y definitivos. Seguramente es en los tonos elegíacos donde Margarit encuentra con mayor facilidad una voz de gran emotividad, siempre rítmica, que emociona al lector por su humanidad y lucidez.

 Intemperie recoge la producción más sobresaliente de Margarit. Se trata de una excelente oportunidad de comprobar la evolución de un poeta cuidadoso, certero, siempre sincero en todas sus dimensiones. Margarit, que ganó el premio Nacional en 2008 por Casa de Misericordia y el de la Crítica en 1984, tiene ya la voz de los poetas que serán clásicos porque consiguen conectar con el gran público a la vez que aportar novedades a la literatura.

Ana Frank no puede ver la luna, de Pablo Méndez

Ana Frank no puede ver la luna, de Pablo Méndez

Ediciones Rilke, 2010

94 pgs. 12 €

Nacido en Madrid en 1975, Pablo Méndez publicó su primer libro con apenas dieciocho años y en 1994 la publicación de Una flecha hacia la nada, le situó entre los poetas más interesantes y controvertidos. Es autor también de Barrio sin luz, Patio interior y Alcalá blues, todos ellos incluidos en Cadena perpetua. Poesía que viaja constantemente entre lo social y lo existencial, que busca siempre al ser humano y lo rescata de su natural tristeza.

 Ana Frank no puede ver la luna está dividido en tres partes. Confirmando a Ana Frank como el gran símbolo de amor a la vida y a la literatura con un final de tragedia, Pablo Méndez ha escrito su libro más hondo y emocionante. Literatura y ausencias en cada página, amor por todo y dolor al mismo tiempo en una poesía que siempre sabe describir la auténtica debilidad del ser humano.